domingo, 17 de mayo de 2015

Tecnología Bloguera

Buenas,

Desde hace un tiempo, como algunos sabrán, además de no escribir tan a menudo como debería (mea culpa), dedico mi tiempo a, entre otras cosas, trastear con las entrañas digitales del cacharrito desde donde escribo en estos momentos.

Una de las cosas con las que, a menudo, paso mis ratos de asueto, es buscando una nueva plataforma para el blog, por aquello de que Blogger, al final, no deja de ser algo relativamente básico y, sin desmerecer dicha cualidad (conste), ya deberías saber que, si no me complico la vida de una forma o de otra, no me quedo del todo contento.

¿Y para qué complicarme la vida? Se podrá preguntar el avezado lector. Pues porque, según avanza la tecnología, existen nuevas posibilidades y alternativas que pueden ajustarse tanto a mi propósito (contenido) como a mi gusto (continente).

Blogger (esta plataforma) está muy bien, pero, al final, se me queda corta para algunas cosas y larga para otras.

Wordpress (LA PLATAFORMA) es una cosa enorme, perfecta para espíritus intrépidos a quienes les guste trastear con mil y un cachivaches que el gestor de contenido más difundido del mundo te puede ofrecer (es una gozada, si lo de cacharrear te mola), con el problema de rendimiento y demás (es un gestor de contenido demasiado formal, requiere muchísima estructura en términos técnicos para, al final, hacer algo pequeñito, como un blog).

Existen, sin embargo, otras opciones (porque, otra cosa no, pero Internet ofrece mil y un sabores para un mismo propósito) y, algunas de cosas que busco en una plataforma, así como el diseño de un blog, son las siguientes:

  1. Es interesante de usar y de aprender, con la capacidad suficiente como para hacerle mil perrerías si quiero (y me encanta ser puñetero en los pequeños detalles: voy hasta el pixel, si es necesario).
  2. Es rápido: el lector se habrá fijado que la estructura actual está diseñada para mostrar el mínimo de contenido posible (básicamente el último post y las secciones, así como, si entras en un post específico, el componente para dejar comentarios).
  3. Es escueto y sencillo: parecido y relacionado con el punto 2. Me gustan los blogs con un componente casi mínimo y muy bien estructurado (está muy bien que el personal ponga las secciones en el blog y demás, pero a mí me gusta quitar todo eso de la portada: si alguien está realmente interesado, sacará a "la vieja el visillo" que lleva dentro y rebuscará a ver qué hay (¡Al urgue!).
  4. Es fácil de mantener: desde mandar un e-mail con contenido hasta, simplemente, "copiar y pegar" texto de algún lugar o aplicación directamente en el mismo.

En esa búsqueda, trasteando, ya digo, he encontrado una tecnología que puede que acabe adoptando (si consigo hacerla funcionar: parece sencilla, pero quizás ya me he hecho mayor y trastear esté empezando a ser algo más difícil de lo que me costaba antes) que se llama "Jekyll".

¿Mánde?

No asustarse... Jekyll es una plataforma de contenido estático, que viene a ser, simplemente, una forma de crear webs casi "a la antigua usanza", esto es, páginas cuya estructura no está regida por una base de datos y cosas así (como Wordpress te requiere, por poner un ejemplo).

Jekyll además ha sido diseñado para trabajar con él en sistemas OSX (los Macs de Apple) y GNU-Linux... Sé que ha habido gente que ha conseguido instalando en un Windows para trabajar con él, pero el hecho de que una plataforma nazca en OSX y GNU-Linux, te demuestra cuántas cosas han cambiado en los últimos años con respecto al desarrollo de software en general (y el desarrollo web en particular: en los últimos seis años la producción de software para el Mac ha crecido exponencialmente).

Las ventajas de esta plataforma son que, para empezar, al ser contenido estático, es extremadamente rápido (es como cargar una página hecha en HTML puro y duro: no hay un montón de código que no ves que debe cargarse para definir estructuras y todo lo demás), el mantenimiento puede ser un poco "rústico" (en el mundo digital, "rústico" es todo aquello que no sea "arrastrar y soltar" con el ratón) pero las ventajas, para mí, son enormes.

Esto también permite que cualquier dispositivo pueda cargar las páginas de forma muy rápida y fácil: Wordpress y Blogger tienen templates preparados para eso, pero no es lo mismo y, de nuevo, son sistemas que, en algunas cosas se pasan y, en otras, se quedan cortos (al menos para mis parámetros: decir que "Wordpress" se pasa, para mí, responde a la no necesidad de un sistema de gestión de contenido completo para el que yo sólo querría utilizar una mínima parte).

Complicarse la vida es a veces una buena forma de aprender cosas: para trastear con él, tienes que usar algo que, quizás los más técnicos, conocerán, y que es un sistema de control de versión de documentos llamado "Git" que, como curiosidad, diré que fue creado por Linus Torvalds, el finlandés que, en el año 91, en una noche de asueto, trasteando con su ordenador, creó el Kernel Linux el cual, hoy en día, lavadoras, teléfonos móviles, aviones y centrales nucleares, utilizan en sus entrañas para su perfecto funcionamiento (ahí es nada, amiguitos).

Esta última parte es la que tengo que ver cómo la hago (y si lo necesito de verdad: me gustaría aprender a manejar git, porque hoy en día, casi todos los proyectos de código abierto del mundo usan ese gestor de versiones): el Youtube está echando humo en el iPad con demostraciones de uso :-))

Así que en estas andamos, trasteando con el bicho (el pobre Mac se está ganando los garbanzos con el usuario muñón haciéndole diabluras)...

Pero es lo bueno que tiene utilizar un sistema basado en UNIX: te ayuda a descubrir mil cosas...

La semana que viene, si quieres, hablamos de política, pero vamos, que para el caso pelota (ya te voy diciendo que todos reclamarán haber tenido muy buenos resultados).

Nunca subestimes la predictabilidad de la estupidez...

Eso es todo: ¡UNIX prevalece!


Paquito
sugerenciasapaquito (arroba) yahoo (punto) es